Zahara, Azotea de Sallés Hotel Málaga Centro (Málaga), 2013

20130622224737778

Zahara conquista las azoteas de Málaga y Sevilla gracias a Live The Roof.

El pasado 22 de Junio nos acercamos a ver a la cantante ubetense al Sallés Hotel Málaga Centro, a orillas del río Guadalmedina (Málaga). Tras una espera que impacientó bastante a sus fans, todos ellos corrieron escaleras arriba hasta la azotea que acogería a Zahara aquella noche. Cien fueron los afortunados que consiguieron la entrada al precio de 20€ (más gastos).

En plena cálida noche y entre el ruido de cornetas que tocaban en la calle, la cantante apareció exclamando “¡Soy Zahara! Tan tan tan tan”. Con un vestido blanco y unos zapatos rosas extremadamente particulares y atrevidos, Zahara invitó a los asistentes a sentarse en el suelo frente a ella, debido a la falta de asientos, y alzó su voz a la noche malagueña comenzando con su tema El Universo. Marcando el ritmo en el tablado, consiguió emocionar a los espectadores desde el primer momento.

Como es típico en sus conciertos, dividió su actuación en dos partes separadas por un tiempo físico. La primera, la más lenta, o como a ella le gusta presentarla, la parte “de bajona, que no perdona, de dolor”, y la segunda, de fiesta, más animada, aunque enmarcada dentro del estilo característico de la cantante, bastante taciturno.

En la primera parte, fuimos deleitados con la historia de La Mujer Mayúscula y el Mar, tocó por primera vez en sus visitas a la provincia El Deshielo. Además, la intimidad que generó la azotea del hotel, favoreció una atmósfera de canciones más antiguas, como el tema Diciembre.

“¿Queréis una vieja? ¿Os acordáis de Diciembre? Pues… voy a tocar otra. ¡Es broma! Para quien no sepa cuál es, es una canción muy vieja”. Como es habitual en Zahara, fue conquistando al público con su estupenda voz y su particular sentido del humor.

Siguieron temas como Del Invierno, Frágiles, En la Habitación o Lucha de Gigantes (canción que nadie se esperaba y que a todos emocionó). Cabe reconocer el mérito que aportó Sergio, su técnico de sonido, que no dejó de sorprendernos con efectos de sonido que daban un toque diferente y muy original a casi todas las canciones.

Con esto, puso fin a la primera parte y nos mandó cordialmente a tomar unas cervezas en su ausencia (difícilmente asequibles para la mayoría de los asistentes).

A su vuelta, cargada con una guitarra pequeña, nos deleitó con una versión de Moon River más extensa de lo normal. El olor a espetos no podía dar al concierto un ambiente más de la tierra. Trompetas, campanas, sardinas, la catedral iluminada de fondo y la luna llena. Una imagen digna de recordar y que nos transportaba a una Málaga en su esencia más primitiva.

A continuación, nos cantó Zapatos Rojos, canción sobre la película favorita de su juventud, “El mago de Oz”. Para completar, nos deleitó con una canción recién terminada de componer, Where the wild things are, basada en la película con el mismo nombre, su actual favorita. La noche cayó en la capital malagueña al ritmo de “Te morderán… Te comerán…”.

Continuó con Leñador y la Mujer América, de su tercer disco “La Pareja Tóxica” (2011), y prosiguió con Mariposas en una lucha constante por ver si hacíamos más ruido nosotros cantando “Cómo pudo suceder”, o las campanas repiqueteando en la noche.

Tras esto, volvimos a escuchar The one that I want, que finalizó al grito de “¡Viva John Travolta!”. A continuación, aprovechó para agradecer a Live the Roof por la oportunidad de estar con nosotros aquella noche, a su familia, su equipo… Algunos espontáneos emprendieron conversación con ella en una pequeña pausa entre canción y canción y, tras Funeral y Camino a los Ángeles prácticamente a gritos,  Zahara anunció una falsa despedida.

Tan espontánea como acostumbra, bajó del escenario y se integró momentáneamente en el grupo de espectadores a pedir otra canción y volvió a subir. Dedica Olor a Mandarinas a algún afortunado, y canta el último verso diciendo “Soy una mandarina”. El público quedó encantado.

Finalmente, y como todos deseaban, llegó Con las Ganas, que nos emocionó a todos por igual, y durante la cual no se oyó un solo murmullo y apenas alguna respiración. Qué mejor forma de terminar este espléndido concierto casi privado.

Pocos artistas son hoy en día capaces de emocionar a un público de esa forma, Zahara lo consiguió solo un día más. En compensación, los aplausos se extendieron varios minutos, hasta que la perdimos de vista.

Gracias también de nuestra parte a Live the Roof por una apuesta tan interesante, y a Zahara por hacerla real con su voz, su cercanía y su buen humor. Esperamos que el año que viene repita.

Crónica, fotografía y vídeo por Marian Moreno.

Etiquetado , , , , , , , ,

Un pensamiento en “Zahara, Azotea de Sallés Hotel Málaga Centro (Málaga), 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: